lunes, 4 de abril de 2016

Amamos odiarnos

Nuestra relación siempre fue como cualquier clásico de fútbol argentino dominguero...Íbamos al ritual del encuentro llenos de esperanza y entusiasmo juvenil.La mayoría de las veces nos ganaba el afan de hacernos daño con locura, de ver quien lastimaba mas al otro, eran peleas encarnizadas como las de cazador y presa...los papeles se invertían, a veces me cazaba y a veces yo la cazaba...la pasión extrema dibujaba una latente tragedia...dos personas que querían matarse de amor enfermo. Solo por eso me fui alejando de a poco, para no sufrir, la quería amar...pero..me incitaba con violencia a ultrajarla, me daba cuenta que me quería manipular, doblegar, maniatar...a veces sentía miedo de dejarme llevar por su ira...Nunca sentí que mi vida iba a tener un amor de novela de tv pero tampoco esto...algo tan propenso al desborde, a la violencia, a la desmesura, al libre albedrío de la pasión...es esto amor verdadero?, el quererse el uno al otro hasta que la muerte nos separe?
me mordía el alma para no buscarla, la borraba todos los dias, siempre...pero su nombre, su maldad, su sombra no me abandonaban...estar en su alma era perder toda esperanza de ser yo mismo...me quería devorar(ningún alma gemela), no era Ariadna, solo era el Minotauro disfrazado dispuesto a engullirse otro sacrificio



2 comentarios:

  1. me haces acordar al amor/odio entre rivales de fútbol....

    ojo, si la lucha es como la colorada de la foto, bueno, a pelear jaja... saludos....

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS FLAKO....JAJA...TE GANA X CANSANCIO, NO SABES...PERO TIENE MEJORES OJOS KE ESTA MINA...TE DESORIENTA

    ResponderEliminar